El apasionamiento de Lissette Mächler por el idioma alemán

creado por José Ríos Mercado |

Entender cómo funciona un idioma fue la principal motivación de nuestra exalumna de la Promoción 1996, Lissette Mächler, para viajar a Alemania y estudiar Filología Alemana con énfasis en Lingüística alemana en la Universidad de Hamburgo. Luego de permanecer varios años en ese país, decidió regresar a Colombia para aportar su conocimiento y experiencia como docente en instituciones como la Universidad Nacional (sede: Bogotá) y el Instituto Goethe.

“La Universidad de Antioquia fue otro de los centros de estudios que me abrió las puertas, especialmente para trabajar en una maestría en Língüística (Alemán como lengua extranjera) formando profesores de este idioma. Estando allí ejercí una posición adicional como Representante del DAAD (Servicio Alemán de Intercambio Académico) con el fin de ser un puente entre las universidades colombianas y las alemanas”, indicó la filóloga.

En el 2016 Lissette Mächler decidió seguir capacitándose y regresó a Alemania para hacer un doctorado en Lingüística Alemana en la Universidad Pedagógica de Heidelberg, donde trabaja actualmente como docente de profesores de alemán como lengua extranjera, los cuales son formados en materia de didácticas, herramientas y metodologías para enseñar el idioma en diferentes instituciones educativas (colegios y universidades) del exterior.

“Enseñar alemán se vuelve fácil cuando tienes estudiantes motivados y para tenerlos motivados ellos necesitan un objetivo claro. Yo puedo ser la mejor enseñando el idioma, pero si tengo frente a mí a una persona que no quiere aprender, ni siquiera tengo que hacer el intento. Sin embargo, el docente debe también mantener al alumno motivado para que el proceso funcione porque si no es así, el estudiante se aburrirá y se irá”, expresó la filóloga.

Según Lissette Mächler, tanto los ‘hard skills’ (conocimiento del idioma y de las didácticas, herramientas y metodologías de enseñanza) como los ‘soft skills’ (rasgos de personalidad que debe reunir el profesor) garantizan el éxito en la enseñanza de una lengua. Con relación al presente de nuestra institución destacó todo lo que se ha hecho en materia de infraestructura y dotación tecnológica, así como la evolución del colegio en cuanto a la enseñanza del alemán.

Para la filóloga, la posibilidad de que los alumnos desde muy pequeños entren en contacto con el idioma, es una ventaja que ella no tuvo en su época de estudiante. Así mismo, precisó que si bien la progresión actual de nuestros alumnos en el aprendizaje del alemán es más rápida, ella considera que los conocimientos adquiridos a nivel de gramática por los de su generación quedaron igualmente de cimentados por el modelo de enseñanza implementado en ese entonces.

Volver