Kindergarten

La propuesta pedagógica del Kindergarten del Colegio Alemán está inspirada en la filosofía Reggio Emilia (la cual se articula con nuestro modelo institucional: el social constructivista), el Marco de Calidad de los Colegios Alemanes en el Extranjero y además fomentamos atributos del perfil del Bachillerato Internacional como: la indagación, la reflexión, los procesos de pensamiento y los procesos de comunicación. Bajo el  lema “Explorar – Jugar – Aprender” nuestros niños de Parvulario, Prekínder y Kínder desarrollan una formación integral, en contextos cotidianos y lúdicos.

Nuestra propuesta educativa también hace especial énfasis en el aprendizaje del Alemán, ya que las escuelas alemanas en el extranjero son lugares para el encuentro de la interculturalidad y el plurilingüismo. El nivel de Kindergarten prepara al niño para el acceso a la escuela de primaria o básica, por consiguiente, el aprendizaje del idioma alemán representa un objetivo central de las medidas pedagógicas que se siguen. 

Durante esta etapa, los niños no aprenden ni a leer, ni a escribir -siguiendo el sistema alemán, lo harán en primero de Primaria-, pero sí empiezan a experimentar con sonidos y letras, así como con números y conceptos matemáticos.

A continuación, describiremos los objetivos meta en nuestra formación.

Formación lingüística.

La adquisición de la lengua materna sigue siendo de importancia fundamental para el desarrollo del niño. La enseñanza del lenguaje tiene lugar de forma integrada, es decir relacionada al contexto. La formación lingüística y el fomento de la lectoescritura tienen lugar en el primer y segundo idioma (L1/L2), y son ejes centrales de un trabajo educativo y formativo orientado de forma intercultural.

Proyecto Tándem Bilingüe.

Consiste en que dos personas con diferentes idiomas maternos (L1-L2), conforman un equipo para enseñar a los niños -cada una en su propio idioma-, en un proceso de comunicación cotidiano. El trabajo es en equipo y permite enfrentar la complejidad de las exigencias de un salón de clases; se comparte la responsabilidad de planear, trabajar y evaluar en conjunto.

Formación de la personalidad.

Se cultivan las competencias personales, sociales y socioculturales, así como competencias formativas del niño, por medio de actividades diversas como las exposiciones de sus proyectos y las experiencias significativas, logrando que desarrolle su autoestima y seguridad, que muestre independencia emocional y autonomía en sus actos, y que manifieste hábitos de auto cuidado identificando situaciones de riesgo en el ambiente.

Formación matemática.

Se inicia de forma sistemática la comprensión básica de los fenómenos y problemas matemáticos sobre cantidades, relaciones y estructuras.

Formación motriz.

Los niños son movimiento y a través de la danza, el deporte y la natación estimulamos el aspecto motor de nuestros niños, reconociendo la importancia de su influencia en el aprendizaje. El fomento de la motricidad es un elemento sustancial del desarrollo infantil y ocupa una posición preeminente en la institución.

Formación musical y artística.

El Atelier provee experiencias de aprendizaje basadas en los múltiples lenguajes y los intereses de los niños. La formación musical configurada de forma multicultural es un componente elemental de la actividad pedagógica cotidiana.

Formación en salud. 

Las áreas formativas 'salud' y 'alimentación' están integradas en la actividad cotidiana de la institución. La alimentación hace parte del desarrollo de nuestros niños, es por esto que, en alianza con la Fundación Chukuwata, ofrecemos un programa de alimentación saludable y, talleres de cocina y concientización, dirigidos a los niños y a sus padres.