Trabajando por la educación y el desarrollo


El Colegio Alemán de Barranquilla forma ciudadanos del mundo. Nuestros egresados brillan más allá de nuestras fronteras y se involucran o emprenden proyectos relevantes, innovadores y del más alto nivel académico. Compartiremos en nuestro blog "Está pasando..." las historias de estos miembros de nuestra comunidad educativa que están dejando huella. 

Christian Osorio Martínez, promoción 2008, aún no cumple los 30 años y en febrero fue asignado como gerente de proyectos en la Universidad de Oldenburg para CENIT@EA (Centro de Excelencia para las TIC en África Oriental). Trabaja en el departamento de Ciencias de la Computación y ha adquirido gran experiencia en la gestión de proyectos de investigación internacionales.

Cuando estaba en el colegio y disfrutaba los actos cívicos, los Festivales del Rasguñao, los deditos de queso de Damaris y las clases con los profesores Iván D'Onofrio, Isabel Bohórquez o Carmen Andrade, Christian soñaba con estudiar cine o televisión. Ese deseo lo llevó a Alemania, a la Universidad de Bremen, donde cursó Estudios Culturales y, posteriormente, terminó su maestría en Cultura de Medios, centrada en la gestión de proyectos.

En el 2014, el destino lo llevó a trabajar como asistente en la Facultad de Informática y Economía de la Universidad de Oldenburg y su talento, capaci-dades y visión para coordinar no sólo le permitieron destacarse, sino que le abrieron el camino para participar en iniciativas cada vez más relevantes para la institución. Una de éstas se trata de una escuela de verano que consiste en una serie de seminarios en Alemania donde se reúnen expertos de diversos campos para reflexionar sobre temas definitivos para el mundo de hoy como la energía eficiente, la gestión de residuos, la sostenibilidad y el desarrollo de emprendimientos culturales: en resumen, un evento académico de primer nivel donde se buscan grandes soluciones a los grandes problemas que estamos enfrentando hoy.

Después de haber contribuido a la gestión de este proyecto y de vincularse a otros, pensó que le había llegado su hora de regresar a su amada Barranquilla, de la cual extraña mil cosas, pero en febrero, pensando en hacer las maletas e imaginando cómo sería su futuro en Colombia, el destino le demostró nuevamente que aún tiene mucho por hacer en Alemania: fue nombrado gerente de proyectos en la Universidad de Oldenburg para CENIT@EA. 

Desde ese ascenso, que ha vuelto a cambiar su vida, está dirigiendo, junto con dos instituciones socias sudafricanas, la Universidad Nelson Mandela y la Universidad de Ciudad del Cabo, un proyecto sobre "Educación en TIC para la Sostenibilidad". No obstante, sus aspiraciones van más allá; también sueña con desarrollar otras dos iniciativas, que sean completamente sostenibles: una maestría dirigida a Tanzania, que funcione con un sistema de becas, y un Centro de Investigación especializado en sistemas embebidos. 

En marzo estuvo en Bonn y, junto a su equipo, participó en una exitosa reunión con el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) que tuvo como finalidad tratar diversos temas encaminados a facilitar la cooperación en futuros proyectos académicos.

Mientras la maestría y el centro de investigación se convierten en una realidad, nuestro egresado, amante de la academia gracias a sus padres, quiere iniciar un doctorado y trabajar en muchos más proyectos que faciliten el acceso a la educación. Nosotros deseamos que siga destacándose en el CENIT@EA, proponiendo ideas de alto impacto y gestionando proyectos cada vez más innovadores. 

Volver